Cómo desatascar tuberías de forma fácil y eficiente

Aunque las obstrucciones en las tuberías puedan parecer inconvenientes difíciles de resolver, las estadísticas indican todo lo contrario, ya que la gran mayoría de los atascos que se presentan en el hogar son obstrucciones superficiales producto de objetos o desechos que recientemente fueron tirados al drenaje o desagüe, y, por lo tanto, con el uso de técnicas rápidas y sencillas se puede dar una solución casera e inmediata a estos problemas. Por otro lado, un porcentaje menor de los atascos son aquellos de mayor magnitud que se van formando con el pasar del tiempo hasta provocar una obstrucción estable y que difícilmente puede ser solucionada con la utilización de métodos caseros, para lo cual, se requiere que los especialistas realicen el servicio técnico profesional necesario para desatascar este tipo de obstrucciones.

Atascos en las tuberías del hogar: ¿cómo evitarlo?

Si bien los atascos representan una de las averías más incomodas y molestas que se pueden presentar en el hogar, es importante conocer que las mismas pueden ser evitadas y prevenidas mediante conductas y hábitos higiénicos sobre el uso adecuado de las instalaciones drenaje y desagüe de la vivienda. La mayoría de las obstrucciones en las tuberías son causadas por la presencia en grandes cantidades de pelo, jabón, cal, residuos y sobras de comida, raíces y tierra en los desagües cerca de los jardines, grasa y aceite en la tubería del fregadero, etc. Es importante tratar de que estos desperdicios y basuras mencionados anteriormente no ingresen en las tuberías de desagüe, para ello debemos de acostumbrarnos a colocar todos estos residuos en bolsas para luego ser depositados en contenedores de basura.

Una acción que podemos realizar para aminorar la cantidad de residuos que ingresan al drenaje es colocar en los puntos de desagüe mallas que se encarguen de filtrar los restos de gran tamaño para que solo el agua y pequeños residuos puedan ser evacuados por la red de drenaje. Igualmente, otro de los determinantes de la aparición de atascos en las tuberías son las condiciones de las mismas, ya que los segmentos de tuberías que se encuentren muy antiguos o que hayan sufrido algún percance o maltrato son los más propensos a presentar una obstrucción, por lo cual se recomienda realizar el reemplazo de este sector obsoleto de las tuberías.

Cómo desatascar desagües en cocina

El fregadero es uno de los lugares más comunes en padecer de una obstrucción ya que en la cocina se realizan muchas actividades que generan desperdicios y desechos, y todos estos restos tienden a ser arrojados al fregadero, por lo cual es común que esté presente fallas y averías. Los atascos más fáciles de resolver en los fregaderos son aquellos que son relativamente superficiales, es decir, aquellos que se presentan en el sifón de la tubería de desagüe del fregadero. Para solucionarlo, debemos de colocar un tobo o balde debajo del sifón antes de retirarlo para que todos los líquidos y residuos acumulados caigan en el recipiente al momento de realizar la desconexión del sifón. Una vez hallamos desinstalado el sifón se debe realizar una limpieza del mismo y eliminar las obstrucciones y acumulaciones de restos en la tubería del desagüe.

Algunos atascos de la cocina se producen en lugares más profundos de las tuberías, estos son los que afectan al bote sifónico. Dicho elemento se ubica en el suelo de la habitación, y se caracteriza por estar representado por una tapa metálica. Una vez ya ubicado el bote sifónico, debemos de realizar la apertura del mismo, para lo cual utilizaremos un destornillador. Luego, con el bote sifónico abierto se percibirá la acumulación de residuos y desechos que se encuentran contribuyendo con el atasco, de este modo, se procederá a retirar toda la basura y desperdicios y realizar una limpieza y mantenimiento del bote.

Métodos y formas de realizar desatascos

En algunos casos los atascos de las tuberías requieren algo más que el simple mantenimiento y limpieza del bote sifónico, por lo cual debemos utilizar métodos y técnicas caseras que resultan eficaces dependiendo del grado y nivel de la obstrucción.

Uno de los métodos más practicados para realizar desatascos en el hogar es utilizar el desatascador de goma, el cual es una sencilla herramienta de fácil uso que mediante la ventosa de succión que posee, podemos retirar los restos y desperdicios que se encuentren obstaculizando la tubería de manera rápida y efectiva.

Asimismo, otro de los métodos sencillos y factibles que podemos realizar en casa es añadirle al desagüe atascado agua caliente para que mediante el calor y la alta temperatura del líquido se logre desintegrar y eliminar toda clase de desechos y restos de comida depositados en las tuberías.

Si la obstrucción resiste a los métodos mencionado anteriormente, se pueden utilizar productos de mayor impacto en las tuberías como lo son las sustancias químicas y detergentes existentes en el mercado para realizar desatascos. Estos productos pueden ser corrosivos y dañinos para las tuberías por lo tanto deben ser utilizados con mucha cautela.

Para finalizar, si ninguno de los procedimientos descritos surgió efecto, se recomienda contactar con una empresa de fontanería de confianza, para que los técnicos profesionales se ocupen de realizar el desatasco de manera eficaz y rápida con la utilización de modernos dispositivos que garantizan que las tuberías no sufrirán ningún daño secundario durante el procedimiento de desatasco.